1. Home
  2. Nociones básicas
  3. Diferencia entre Guardar y Contabilizar

Diferencia entre Guardar y Contabilizar

Cuando introduces un asiento o factura en Reviso, te habrás dado cuenta de que existen dos opciones diferentes de guardado del asiento, Guardar o Contabilizar.

En este artículo te vamos a explicar la diferencia entre ambos, ya que es importante saber cuando utilizar una u otra opción.

Aquí, puedes ver un vídeo de ayuda de nuestro canal de YouTube.

Guardar

Cuando seleccionamos la opción de Guardar lo que estamos haciendo es guardar el asiento o factura a todos los efectos en la aplicación.

Podríamos decir que es un guardado temporal, ya que estos asientos pueden ser editados o eliminados en cualquier momento, en el caso de necesitar hacer alguna corrección en ellos.

Esta opción de Guardar es la que te recomendamos utilices por defecto, ya que, en cualquier momento, puedes necesitar corregir algún error en tus registros.

Aunque los asientos estén guardados y no contabilizados, podrás verlos en tus informes si así lo deseas, por lo que no perderás ninguna funcionalidad.

Encontrarás en tus informes la opción de Incluir asientos no contabilizados. Márcala y así podrás ver toda tu información al completo.

Contabilizar

Esta opción de Contabilizar realiza un guardado permanente del asiento o factura. Esto quiere decir que, el asiento o factura, queda grabado para siempre.

Los asientos contabilizados no pueden editarse o eliminarse en ningún caso, es por esto que no recomendamos contabilizar asientos o facturas hasta que se este seguro de que son correctos.

Si se contabiliza un asiento y, posteriormente, hay que realizar alguna modificación, tampoco resulta un problema grave, ya que podemos revertir ese asiento contabilizado y, luego, crear el asiento correcto.

Revertir significa crear el mismo asiento pero con los saldos contrarios, lo que hará que esos saldos erróneos queden anulados en nuestra contabilidad.

Entra a ver nuestro artículo sobre cómo revertir asientos contabilizados.

Desde Reviso te recomendamos ir contabilizando tus asientos por periodos. Dependiendo de las características de tu negocio, tendrá más sentido para ti hacerlo en un momento u otro.

Nosotros te proponemos, por ejemplo, ir contabilizando tus asientos de manera trimestral, que es cuando presentas tu modelo de IVA el 303, o bien, mensualmente si vas realizando cierres mensuales en tu empresa.

Actualizado en 13 noviembre, 2017

¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados