Análisis del ahorro de costes con el uso de Cloud Computing

Análisis del ahorro de costes con el uso de Cloud Computing
 PROGRAMAS EN LA NUBE COMO REVISO TE AYUDAN A SER MÁS EFICIENTE, AHORRAR COSTES Y REDUCIR RIESGOS

El incremento en la utilización de aplicaciones online o “en la nube” ha sido notable en los últimos meses. Este tipo de aplicaciones o sistemas se denominan “Computación en la Nube” o en su equivalente en inglés, “Cloud Computing”, y permiten el acceso a enormes cantidades de datos, con un perfecto rendimiento, y el almacenamiento de estos datos en pasarelas muy seguras de internet.

Con el Cloud Computing, el manejo de las infraestructuras técnicas de los clientes está también externalizado, resultando en un considerable ahorro de mano de obra para la empresa y sus empleados. Además, ésta suele ser un área donde a veces encontramos escasez de habilidades técnicas.

Al mismo tiempo, las plataformas de computación en la nube proporcionan escalabilidad masiva para el futuro y expansión gradual sin interrupción del servicio, 99,99% de fiabilidad y alto rendimiento. Los requisitos iniciales de infraestructura son específicamente configurados para cada cliente individual, desde la más modesta empresa a la más grande con sus distintos grados de necesidad de procesamiento y almacenamiento.

Todas estas competencias y funciones se proporcionan a cambio de un coste mensual relativamente bajo, comparado con los costes mensuales dedicados en infraestructuras tradicionales.

El análisis y la comparación de los costes relativos a estos dos modelos de negocio tan diferentes, siempre va a ser difícil e implicará una serie de supuestos. Por lo tanto, para este propósito, vamos a poner un ejemplo comparando una infraestructura de una PYME utilizando los sistemas tradicionales, que sería una instalación de equipos propios en su oficina o empresa, con una infraestructura en nube, utilizando sistemas Cloud Computing.

Con esta comparativa, podremos obtener una idea de las diferencias en costes e intentaremos cuantificarlos tanto como sea posible.

Los supuestos que hemos hecho son simples y, obviamente, no serán aplicables a todos los tipos de empresas. Por esta razón, al final de esta página, encontraréis un enlace a una hoja de cálculo en Excel donde podréis simular los cálculos con vuestros datos concretos y analizarlos con vuestras necesidades particulares.

Sin embargo, recuerda que el coste no es lo único que se trata de evaluar en el análisis de tu estrategia TI. La seguridad, fiabilidad y la continuidad del servicio son también factores importantes a tener en cuenta.

analisis-del-ahorro-de-costes-con-el-uso-de-cloud-computing

El coste mensual de uno u otro modelo (infraestructura en la empresa o basado en nube) es una combinación del coste mensual desembolsado por adelantado junto con los costes corrientes de funcionamiento mensuales.

Estamos asumiendo que la formación en el programa o software y la implementación de los servicios iniciales son similares en ambos casos y, por tanto, no tienen que ser utilizados en esta comparación.

analisis-del-ahorro-de-costes-con-el-uso-de-cloud-computing

En esta comparación, los equipos de trabajo e impresoras, los cuales son necesarios en ambos casos, al igual que los rúters y costes de red internos locales, protección antivirus en los equipos, costes de energía, etc., son similares y, por tanto, se excluyen de los cálculos de costes.

analisis-del-ahorro-de-costes-con-el-uso-de-cloud-computing-picture-3_

La anterior comparación utiliza un ejemplo de los costes de un programa de contabilidad en la nube frente a un paquete de un programa de escritorio bastante conocido.

Claramente, la diferencia significativa entre estas dos estrategias de TI son los costes laborales asociados a la gestión de la infraestructura del sistema interno. Sin embargo, no es un coste que se pueda pasar por alto. Alguien tiene que hacerlo y, sea una actividad compartida o no, tiene que estar ahí de una forma u otra.

Es una tarea que debe ser llevada a cabo de manera rigurosa por una persona debidamente cualificada y capacitada. De lo contrario, la empresa correrá el riesgo de perder sus registros y, como consecuencia, afectará muy negativamente a su negocio. Además, esta persona tiene que tener también un recurso que pueda sustituirle en caso de ausencia, ya sea por vacaciones, enfermedad o baja.

Es posible que esa otra persona de sustitución no sea necesaria a tiempo completo. Te invitamos a ir al enlace del final de la página y realizar los cálculos de acuerdo al tiempo que consideres necesario tener ese segundo recurso disponible y el coste asociado. También, podrás cambiar cualquier otro dato que creas no refleja con exactitud tu situación actual o tus necesidades.

Vale, esta comparación se centra en lo que está disponible en el mercado con la tecnología actual, pero ¿qué pasa con todas esas muchas empresas que han tenido sus sistemas instalados desde hace varios años y dicen que ahora mismo “está todo pagado y es prácticamente gratis”? ¿Por qué deberían cambiar y generar un nuevo coste?

La verdad que esto suena como un argumento bastante válido, pero, en realidad, aquí la balanza se inclina a favor de las soluciones en la nube.

Si el hardware y el software llevan instalados 5 años o más, entonces puedes estar seguro de que pronto empezará a fallar: los volúmenes de datos y transacciones son cada vez mayores, las bases de datos necesitan una reorganización constante, el procesador irá lento con lo que se necesitará mucho más tiempo para llegar a la información deseada (¿quizá hayas tenido que contratar a una persona adicional para hacer frente a este problema de tiempos?), y toda la infraestructura necesita mucha más atención y gestión, con una propensión mucho más alta para los errores (por ejemplo, copias de seguridad sobrescritas por accidente, errores en la restauración, etc.).

Trabaja en la nube más rápidamente

El viejo sistema todavía está costando mucho a la empresa en términos de tiempo perdido y en la supervisión adicional para mantenerlo en marcha. Por supuesto, puedes cambiar y actualizar tu procesador, pero ¿qué pasa con los continuos costes operativos? ¿No sería el momento de volver a evaluar toda la estrategia TI a la luz de las enormes ganancias de productividad que han surgido como consecuencia de la llegada de la computación en la nube?

Las organizaciones con sedes o ubicaciones en diferentes lugares deberían, especialmente, revisar su modelo de infraestructura TI. En el pasado, tal vez no era factible o rentable incluir éstas otras ubicaciones en un marco integrado de TI, pero ahora las cosas han cambiado.

Esto, no solo se aplica para lugares remotos, también para personas en movimiento, como por ejemplo personal de transporte, personal de ventas, ingenieros de mantenimiento y muchos otros que tienen que salir a reuniones con clientes, proveedores, gestiones, etc.

Con el Cloud Computing, éstos otros lugares y personas pueden, de manera fácil y sencilla, llegar a ser parte de un sistema de negocio completamente unificado e integrado.

Este es un análisis muy sencillo, sin complicaciones de costes asociados a las diferentes estrategias, que tiene como objetivo identificar los ahorros que se pueden llegar a conseguir. Sin embargo, también es cierto que hay beneficios adicionales que el funcionamiento en la nube puede aportar, que no están identificados aquí y los cuales generarían eficiencias a las empresas.

Una forma más inteligente de trabajo y muchas eficiencias mejoradas conducen inevitablemente a un aumento de la productividad y el aumento de los beneficios como resultado.

Para obtener una copia de la hoja de cálculo mencionada en este texto, por favor haz clic aquí.

Artículo original de AccountingWeb

Prueba gratis Reviso durante 14 días