¿Con tarjeta o efectivo?

Hoy en día todo el mundo lleva, al menos, una tarjeta de débito en el bolsillo. Incluso podemos ver que existen estudios que indican que el 100% de los españoles utilizan tarjetas.

De hecho, la tarjeta de crédito está ganando terreno frente a la de débito, de más tradicional uso en España y, ante esto, tenemos la eterna pregunta, ¿qué es mejor, pagar con tarjeta o en efectivo?

Como casi todo en el mundo de la economía, la respuesta no es rotunda pero cada vez más se va inclinando a favor de las tarjetas, aunque hasta no hace demasiado tiempo muchos establecimientos no permitían el pago con tarjeta debido a las comisiones soportadas por el uso del TPV.

La competencia bancaria ha resuelto poco a poco este problema hasta el punto de que muchos establecimientos ya no tienen límite mínimo de pago con tarjeta. Además, la posibilidad de vincular las tarjetas a apps, móviles, etc., hace de su uso algo cada vez más útil y rápido.

El pago en efectivo, al final, solo tiene una ventaja clara, que es más bien psicológica, y es que la mera visión del dinero hace que tengamos más reparo en gastarlo.

Sin embargo, la misma limitación económica tiene el efectivo que una tarjeta de débito, que es el disponible de dinero, siendo ésta mucho más sencilla de llevar.

La tarjeta de crédito

Otra cuestión distinta es la tarjeta de crédito, que supone la aceptación inmediata de una deuda con la entidad emisora. Normalmente, las tarjetas que cobran todo el saldo gastado mensualmente a principios del siguiente no suelen cobrar intereses, pero el aplazamiento del recibo de la tarjeta si que tiene intereses que suelen alcanzar los dos dígitos. Por lo tanto, el uso de la tarjeta de crédito sí que requiere un control personal de la tendencia al gasto.

Las últimas políticas de fidelización de las entidades financieras vinculan la ausencia de cobro de comisiones de mantenimiento al uso de tarjetas de crédito, no de débito como antes, así que por este lado también se nos empuja a su uso.

Tarjetas y globalización

Por otro lado, en un mundo interconectado en el que viajamos continuamente y realizamos operaciones online a diario, el manejo de las tarjetas es fundamental. Una cosa es que nos guste llevar dinero en el bolsillo y otra prescindir del uso de las tarjetas.

Las actuales medidas de seguridad hacen que las posibilidades de estafa con estos medios de pago, el gran miedo del público general, sean básicamente las mismas que con cualquier otra forma de pago.

Tarjetas y lucha contra el fraude

Además, tenemos que tener en cuenta una consideración legal importante. La lucha contra el fraude fiscal y el blanqueo del dinero tiene en el uso de tarjetas un aliado muy importante, ya que permite el registro y rastreo de las operaciones financieras.

En particular en España, se establece una limitación de pago en efectivo, en la que intervenga un empresario. por importe igual o superior a 2.500 euros o 15.000 euros si no es un residente.

Éstas medidas irán avanzando hasta el punto en que no es descabellado que el dinero en efectivo quede solo para el campo del coleccionista numismático. De hecho, hay países nórdicos que tienen previsto a corto plazo acabar con la circulación de dinero en efectivo.

En definitiva, no está de más que nos acostumbremos poco a poco al manejo de tarjetas de débito y crédito como la principal forma de realizar pagos, ya que el entorno nos empuja a este escenario.

Reviso: programa de contabilidad y facturación online

fatturazione-elettronica_0.jpg

100% en la nube

Sin descargas ni instalaciones. Siempre disponible desde cualquier lugar.

gestione-flusso-vendite.jpg

Contabilidad fácil

Lleva la gestión contable de tu empresa sin necesidad de ser un experto

contabilita.jpg

Colaborativo

Da acceso a otros usuarios y/o tu asesor para trabajar sobre los mismos datos.

julio lescano

"Me parece una solución con muy buena relación calidad / precio y no dudo en recomendarla a empresas o particulares con necesidades similares a las nuestras."

Julio Lescano

CPM Matters

angel david

"Reviso supone la mejor solución para una empresa recién nacida con perspectivas de crecimiento fuerte."

Ángel David Hernández

Ingeniería de Valor