El salario flexible o a medida

El salario flexible o a medida. La posibilidad de elaborar una nómina a la medida de tus necesidades y preferencias

La evolución del concepto de salario

El salario supone la retribución que recibimos por nuestro trabajo. Tradicionalmente ha sufrido una tensión entre dos tendencias opuestas, el que deseamos tener para sentirnos satisfechos a cambio del trabajo realizado, y el que la empresa quiere o puede pagar.

Fruto de esa tensión así como de los cambios sociales y económicos, y siempre afectados por los vaivenes que suponen las crisis y los ciclos expansivos económicos, el concepto de salario ha evolucionado y cambiado, sobre todo una vez entrado el S. XXI.

Hemos pasado de la nómina fija que solo variaba en función de la antigüedad, al salario variable determinado por comisiones sobre ventas solo para comerciales, a la retribución en especie (con gran desarrollo a finales del siglo pasado) y al concepto actual de salario flexible y/o a medida.

Incluso en los últimos años se habla de salario emocional, aunque ese concepto engloba aspectos que tradicionalmente se han relacionado con el ambiente de trabajo, que no son exactamente una forma de retribución en sí.

¿Qué conceptos incluye el salario flexible?

El salario flexible amplía los conceptos que anteriormente han formado la retribución en especie, generalmente al amparo de una favorable legislación fiscal tanto para la empresa como para el trabajador.

Los primeros conceptos de retribución en especie englobaban:

  1. Cheques o tarjetas restaurante, o comedores de empresa.
  2. Coche de empresa. Normalmente en forma de renting o leasing.
  3. Vivienda a cargo de la empresa, ya sea propiedad de la empresa o alquiler.
  4. Planes de pensiones de empresa para trabajadores.
  5. Seguros de vida.
  6. Acciones de la propia empresa.

Posteriormente, se han añadido otros como los siguientes:

  1. Cheques guardería o guardería en el lugar de trabajo.
  2. Cheque o tarjeta de transporte.
  3. Seguros de salud para el trabajador y su familia, incluidos seguros dentales.
  4. Ayuda a la formación no relacionada con la empresa.
  5. Soluciones de ocio como días libres extra, viajes vacacionales a precio ventajoso, etc.

Realmente, muchos de estos conceptos han existido siempre, solo que estaban reservados a directivos o altos cargos.

La diferencia respecto a años atrás es que, aparte de la ampliación de lo que constituye la retribución en especie, se ha alcanzado una “democratización” del mismo, ya que se encuentra al alcance de todos los trabajadores.

¿Qué es el salario a medida?

La gran revolución actual es que, además de lo comentado en el párrafo anterior, se está avanzando hacia que se pueda elegir que interesa o no incluir en nuestra retribución. Este es el salto del concepto de salario en especie a salario flexible o a medida.

Las necesidades y preferencias de trabajadores con familia o niños pequeños no son las mismas que las de una persona soltera a la que puede no interesarle en absoluto un cheque guardería, pero sí apreciar la posibilidad de obtener más vacaciones o viajes a bajo precio.

La generalización de este modelo de retribución es debida en parte a que las compañías aseguradoras se han lanzado al negocio de ofrecer a las Pymes servicios de consultoría de recursos humanos para la remuneración de sus empleados, obviamente con el objetivo de dar salida a sus productos financieros.

Así es posible que pequeñas empresas que no disponen de una gran estructura de Recursos Humanos puedan ofrecer paquetes retributivos personalizados a sus empleados.

¿Es más ventajosa la retribución a medida que la subida económica?

La respuesta es que sí por diversas razones.

Para la empresa este tipo de retribuciones suelen suponer una menor carga de gastos sociales, ya que algunos conceptos o no cotizan o lo hacen de forma ventajosa ante la Seguridad Social.

Además, también supone un menor quebranto de tesorería ya que suelen tener plazos de pago distintos a las nóminas y ser más baratos que una nómina en sí.

En determinados casos también hay ventajas fiscales en la tributación de la empresa por ofrecer este tipo de retribución a los trabajadores, aunque esto suele variar mucho dependiendo de las políticas fiscales vigentes en cada momento.

¿Y es más ventajoso para el trabajador? En primer lugar, tenemos que considerar que si una empresa me ofrece por ejemplo cheques comida de 9 € diarios, no suele significar que en caso de no quererlos me vaya a subir en metálico el equivalente a 9 € diarios la nómina. Es decir, la alternativa a un salario en especie no es el mismo importe salarial en líquido.

Por otro lado, la tributación en el impuesto de la renta del salario en especie suele ser menor que la del salario monetario.

También, debemos tener en cuenta que cuando hablamos de seguros, viajes, cursos, etc., por lo general la empresa obtendrá mejores condiciones que las que tendríamos nosotros a nivel individual en caso de contratar los mismos servicios.

En definitiva, aunque siempre pensemos que merecemos ganar más de lo que nos pagan por nuestro trabajo, no está mal que en su defecto tengamos la posibilidad de completar nuestro salario con determinados beneficios y servicios no monetarios.

Reviso: programa de contabilidad y facturación online

fatturazione-elettronica_0.jpg

100% en la nube

Sin descargas ni instalaciones. Siempre disponible desde cualquier lugar.

gestione-flusso-vendite.jpg

Contabilidad fácil

Lleva la gestión contable de tu empresa sin necesidad de ser un experto

contabilita.jpg

Colaborativo

Da acceso a otros usuarios y/o tu asesor para trabajar sobre los mismos datos.

julio lescano

"Me parece una solución con muy buena relación calidad / precio y no dudo en recomendarla a empresas o particulares con necesidades similares a las nuestras."

Julio Lescano

CPM Matters

angel david

"Reviso supone la mejor solución para una empresa recién nacida con perspectivas de crecimiento fuerte."

Ángel David Hernández

Ingeniería de Valor