Todos tus documentos en el mismo lugar

Todos tus documentos en el mismo lugar

Cuando nuevos usuarios comienzan a utilizar Reviso, desconocen todas las ventajas que obtendrán en la gestión de sus documentos con nuestro gestor documental, totalmente integrado con la contabilidad.

La relación habitual que tiene un asesor con sus clientes, a menudo, está marcada por un elevado intercambio de papeles, ya sean facturas, tickets o recibos.

Como resultado de estas viejas prácticas, el asesor/contable tiene que emplear mucho tiempo organizando todos esos papeles y registrándolos en su sistema contable. Además, es muy habitual que algún documento se extravíe o traspapele con documentos de otros periodos.

En la mayoría de los casos, los clientes no saben cuánto tiempo le lleva a un asesor o contable el registrar todas sus facturas en sus sistemas contables y, por ello, no lo valoran.

Otro problema, también muy habitual, suele ser el que gran parte de los clientes llevan sus facturas y documentos al asesor en los últimos días de presentación de impuestos, generando un trabajo extra para el asesor en esos días, en los que puede llegar a trabajar una media de 10 a 12 horas diarias fácilmente, a veces incluso más.

La utilización de aplicaciones nube, con digitalización de documentos, hace que este tipo de problemas cada vez sean menos, facilitando el trabajo a los asesores y haciendo mucho más eficiente y rentable la relación profesional entre asesores y sus clientes.

Beneficios que encontrarás al trabajar con Reviso

  • Acceso para cliente y asesor a la misma aplicación y a los mismos datos. Existe la posibilidad de limitar el acceso a las distintas partes del programa si así se desea.
  • El cliente puede utilizar Reviso como programa de facturación. Esto quiere decir que todas sus facturas emitidas quedarán almacenadas en Reviso, sin riesgo de pérdidas. Además, el asiento contable quedará generado automáticamente en el momento en el que se envía la factura.
  • Introducción de gastos en Reviso. Dependiendo del cliente y su implicación en la contabilidad, se puede optar por distintas opciones.
    El cliente puede registrar la factura completa, adjuntando a la entrada el documento de la factura, o bien, puede únicamente mandar o subir la factura al gestor documental para que el asesor lo procese.
    En cualquiera de los 2 casos, el documento queda siempre guardado en Reviso, de manera segura y accesible para cliente y asesor.
  • Aplicación móvil para enviar documentos a Reviso. Con nuestra aplicación, disponible para Android y Apple, podrás, de manera muy sencilla, hacer una foto a tus facturas recibidas, tickets o cualquier otro documento y enviarlo automáticamente a tu suscripción en Reviso. Todo queda almacenado para su introducción en la contabilidad.
  • Para los documentos no financieros o contables, pero relativos a la empresa, puedes crear distintas carpetas en el gestor documental y dejar almacenados todos los archivos ordenadamente.
  • Todos los registros realizados por uno u otro en el programa, están actualizados en el sistema de manera inmediata. Esto hace que el asesor pueda ir trabajando con los datos del cliente a lo largo de todo el periodo y el cliente, por su parte, puede ver todos los informes que arrojan información sobre su negocio, llevando un control mucho mayor con muy poco esfuerzo.
  • Fácil acceso a todos los datos, registros y documentos desde cualquier lugar. Trabaja estés donde estés y accede a toda la información que necesites en cualquier momento.

Estas son algunas de las ventajas que puedes encontrar en una aplicación de contabilidad y facturación en la nube como Reviso. Como puedes ver, la mayor parte de los problemas que mencionábamos al principio, se ven resueltos con el uso de este tipo de programas.

Reviso, concretamente, está enfocado además al trabajo colaborativo entre asesor y cliente. Desde nuestra experiencia, podemos decir que esto solo resulta en beneficios para ambos.

Si aún no trabajas con un programa en la nube, con gestor documental, deberías ir pensando en probar alguno. Seguro que te sorprenderá todo el tiempo que puedes ahorrar en la gestión del día a día. 🙂